Esmoltificación

Para la etapa de esmoltificación, los peces son sometidos a un invierno de 4 a 6 semanas, el cual generalmente tiene un fotoperiodo de 12:12, para luego volver a un régimen de verano de 4 semanas con 20:4 horas de luz.

En este período los estanques son de gran volumen, por ello la tecnología recomendada es usar equipos LED, aéreos y sumergidos.
Debido a la transparencia del agua y a las altas densidades alcanzadas, es fundamental utilizar varias luces distribuidas equidistantes a 1 y 2 profundidades en la columna de agua.

En esta etapa se recomienda una mezcla de luz blanca con verde, con estos colores, a diferencia de las luces 100% blancas, se ha determinado que se obtiene una homogeneidad en las curvas de ATPasa branquial y por lo tanto un grupo de peces esmoltificados en forma más uniforme, lo que trae como consecuencia una disminución en la mortalidad post traslado.
Para realizar correctamente este régimen, es muy importante considerar que la luz del período de invierno no significa atenuar la cantidad de esta en el estanque, la luz dentro del estanque debe ser la misma durante la etapa
de invierno y verano, el período de invierno solo significa acortar las horas luz

De acuerdo con la literatura existente, es importante considerar que el mínimo de luz percibida por los peces es de 0,016 W/m2 de irradiancia (Migaud y col., 2006). Al realizar una espectroradiometría en la unidad de cultivo (Imagen 3), se debe obtener que el 80% de los puntos medidos deben estar por sobre este valor, tanto en la época de invierno como de verano. En el caso de disminuir la intensidad de luz durante la etapa de invierno, se corre el riesgo que los peces no perciban el mínimo de luz y erróneamente se someten a un invierno constante de 24horas.

Curva de ATPasa en peces expuestos a fotoperiodo con luz blanca-verde (MPLmix)

Consideraciones

Durante toda la etapa de agua dulce es importante generar una armonización constante entre las salas de los RAS de los factores ambientales que principalmente regulan el inicio de la madurez precoz, los cuales son:
temperatura, luz y densidad. Es muy usual encontrar grupos de peces con mucha luz en las salas de primera alimentación, para luego ser trasladados a estanques de alevinaje con luz por debajo de los valores límites percibidos por los peces. Posteriormente este mismo grupo es trasladado a estanques de mayor volumen para realizar el invierno de la esmoltificación, el cual suele presentar luz aún mas baja y, a medida que los peces van aumentando en peso, la densidad también es mayor, situación que disminuye aún mas la cantidad de luz en los cultivos.
Este fenómeno de grupos de peces sometidos a falsas señales de temperatura y luz, debido a traslados entre las salas de la piscicultura
con diferente régimen lumínico y térmico, pueden ser percibidas como micro-inviernos o micro-veranos, que se suman al invierno de esmoltificación que se entrega convencionalmente, lo que puede significar que los peces ya han recibido dos o más señales de invierno
al momento de ser trasladados al mar. Mas aún, al ser transferidos al mar, dependiendo de la fecha de siembra, pueden percibir otro invierno debido a los cambios de temperatura y luz. Todas estas señales confusas de foto y termoperiodo serían las causantes del desarrollo gonadal precoz observado, en los procesos de agua dulce y mar, resultando en un pez de características inviable, de talla pequeña y baja condición.